Reflexionan sobre nuevo modelo de justicia laboral

Comparte
Gobierno de Yucatan

El nuevo sistema de justicia laboral que se implementa en México y se prevé llegará a Yucatán el próximo año, representa un nuevo paradigma

Mérida, Yucatán

El nuevo sistema de justicia laboral que se implementa en México y se prevé llegará a Yucatán el próximo año, representa un nuevo paradigma que impone a las autoridades del Estado la necesidad de capacitarse y contar con recursos tecnológicos que se requerirán en el procesamiento de los casos.

Así lo explicó el Magistrado presidente de la sala colegiada civil y familiar del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán, Jorge Rivero Evia, en la presentación del libro “La Nueva Justicia laboral en México. Reflexiones en torno a su implementación” del cual es coordinador y coautor junto con José Rafael Rivero Martínez, Carlos Enrique López Gallegos, María Aurora Ruiz Ovalle, Víctor Manuel Barrera Hernández, Carlos M. Herrera Mejía.

Expuso que en este nuevo sistema de justicia laboral, las partes del conflicto están obligadas a agotar una primera fase conciliatoria y sólo en caso de no llegar a un acuerdo se iniciaría un proceso judicial que se atenderá en audiencias orales por jueces o tribunales del Poder Judicial de la Federación y de los Estados, según sea el caso.

Dijo que en esta nueva forma de procesar los asuntos laborales, rigen principios que son transversales, como la inmediación, la concentración, la publicidad y la celeridad y se realizará a través de audiencias que se registrarán en medios tecnológicos.

Recordó que para la implementación de las modificaciones constitucionales que dieron pie a la reforma, se modificó en 2019 la Ley Federal del Trabajo (LFT). Sin embargo, también serán necesarias modificaciones a las leyes orgánicas de los poderes judiciales e incluso la creación de nuevas leyes federales y estatales, lo que involucra a los tres poderes del Estado mexicano.

Señaló que se prevé un procedimiento conciliatorio que se debe agotar, de lo contrario se procedería al enjuiciamiento; para esto las partes deben exhibir ante el juez el comprobante de que se ha pasado dicha fase. “Si se consigue un convenio, este tendrá la fuerza de cosa juzgada y no requerirá una posterior ratificación”, explicó.

Se refirió a la necesidad de contar con herramientas tecnológicas como el buzón electrónico y la tramitación en línea del procedimiento especial que se desahogará a través de videoconferencias.

Reiteró que la fase de conciliación correrá a cargo de un Instituto (Federal de conciliación y registro sindical) y de los Centros (de conciliación). Por su parte, la fase jurisdiccional se verificará igualmente en atención a las competencias federal y local ante jueces de lo laboral.

En el libro se comparten experiencias, prácticas y reflexiones de especialistas de tres entidades del sureste de la república mexicana: Chiapas, Quintana Roo y Yucatán.

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.