Mujeres que quieren sentirse seguras de si mismas

Comparte
Gobierno de Yucatan

Por Psic. Rene Buenfil

Muchas mujeres que acuden a terapia psicológica se han quedado con las ganas de expresarse por mucho tiempo, de acuerdo con el refrán «calladita te ves más bonita», conformes con los estereotipos del género femenino de ser de su casa, de ser pasivas, de ser sumisas.

Pensar en el qué dirán las limita, las hace reprimir su propia voz, sus ideas, opiniones y puntos de vista que les da pena decir delante de la gente, incluso cuando les preguntan directamente qué piensan, o cuando no están de acuerdo con algo y quisieran alzar la voz, se contienen y dejan pasar la oportunidad. Estas mujeres quizá se den cuenta de que esto pasa, pero no le dan mucha importancia, hasta que llega un evento en sus vidas que les hace replantearse y cuestionar para qué les ha servido ser de esa manera.

Tal vez un divorcio, la muerte de alguien cercano y querido o algún evento de salud son el detonante para decir basta y empezar a darse cuenta de lo incómodas que están, de todo lo que han tenido que aguantar, y decidir que ya no más. Este momento de cambio viene acompañado de la necesidad de liberar sus propias voces aprisionadas dentro de ellas, y aunque no estén acostumbradas a hablar, comienzan a desear cada vez con más fuerza hacerlo, que pudiera ser algo que en el pasado sólo hicieron pocas veces, cuando de verdad les colmaban la paciencia, cuando no podían más del coraje y no les quedaba otro remedio.

En cambio hoy entienden que la seguridad y confianza en ellas mismas es una deuda que se tienen, y aunque se sientan un poco egoístas por dar estos pasos, o crean que no están listas, o que no saben lo suficiente como para opinar respecto a distintas situaciones, en psicoterapia tenemos el objetivo de empoderarlas al reconocer el valor que tiene compartir sus experiencias de vida con las demás personas y los beneficios que vienen con expresar sus emociones para mejorar su capacidad de comunicarse y a la vez entenderse más al saber porqué se sienten como se sienten.

Las mujeres que se plantean esta meta terminan por quererse más, valorarse a sí mismas y verse con otros ojos al descubrir partes de su persona que salen a relucir cuando se atreven a dar esos pasos, cuando se arriesgan a tomar la palabra y decir en voz alta lo que sienten, piensan y opinan, la confianza viene de confiar en su propia sabiduría, en lo que la vida les ha enseñado con las pruebas que les ha puesto en el camino, y darse permiso de equivocarse, tal vez al principio les ganará la emoción pues hay que ser valientes para no dejar que las dudas las detengan y avanzar.

Eso sí, las mujeres que se deciden a no quedarse calladas y expresarse tienen que estar listas para recibir todo tipo de comentarios, no somos monedita de oro pa caerle bien a todos(as), y habrá personas que no estén de acuerdo con sus opiniones y se los digan, es ahí donde no tomárselo personal es de mucha ayuda, y respetar que otras personas tienen derecho de pensar distinto y eso no quiere decir que estén en su contra, y si lo están, de todos modos su postura, sus valores y sus palabras las sostienen, porque su trabajo les costó por fin romper el silencio.

¿Estás lista para dejar atrás a esa mujer que huía ser protagonista de su propia vida? ¿Será que ya es tiempo de hacerle caso a tu intuición, dejar de dudar de ti misma? ¿Sabes lo bien que te hace decirle al mundo tu verdad, tus reflexiones, tus anécdotas, tus enseñanzas? ¡Vamos, sí se puede, dentro de ti hay tanta luz esperando brillar, tanta energía para transformar tu realidad, tantos sueños por cumplir! Ya es hora, tu tiempo ha llegado de dejar el miedo atrás y ser una mejor versión de ti misma, de la mano de tus fortalezas de carácter, tus talentos, tu esperanza, tu optimismo y tus ganas de salir adelante. 

Gobierno de Yucatan
Gobierno de Yucatan

Posts Slider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *