Miente y se contradice el Gobierno de Yucatán: PRI

Comparte
Gobierno de Yucatan

En un nuevo intento de confundir a la opinión pública, la secretaria de gobierno del poder ejecutivo le miente a los yucatecos y se contradice en sus declaraciones, toda vez que sí es facultad del ejecutivo hacer un ejercicio responsable y congruente a la austeridad en el gasto publico y promover ante el legislativo las reformas necesarias para este fin; evidente la falta de voluntad, insensibilidad e indiferencia del gobierno de Mauricio Vila.

En un nuevo intento de confundir a la opinión pública, el Gobierno de Mauricio Vila, a través de su Secretaria General del Gobierno, Lic. María Fritz Sierra, en sus declaraciones vertidas ante diversos medios de comunicación con relación a nuestra propuesta de austeridad, contradice sus propios actos y le miente a los yucatecos, pues si el ejecutivo no pudiera revisar su presupuesto ¿cómo puede entonces condonar impuestos?

En el PRI nos congratulamos de que el Poder Ejecutivo haya tenido que dar marcha atrás, en pretendido el cobro del impuesto en materia de Seguridad, porque como hemos dicho antes, consideramos que se trata de un legítimo triunfo de la sociedad yucateca; sin embargo, la exención de este polémico impuesto también implica la necesidad de ajustar el presupuesto de egresos, por lo que nuestra propuesta de austeridad cobra aún mayor relevancia para garantizar el correcto ejercicio de gobierno.

Abstraerse de este reclamo popular y tratar de dirigirlo a otro poder, es una falta de respeto, no solo a los poderes, sino principalmente a la sociedad yucateca.

Es evidente que lo que prevalece en el Gobierno actual, emanado del Partido Acción Nacional, es la falta de voluntad e insensibilidad, toda vez que lo que se le solicita al Poder Ejecutivo, es una revisión, y consecuente ajuste de gastos superfluos y sin sustento, cuyo ahorro significaría el recurso necesario para no cobrar nuevos impuestos e incrementos de derechos. Derogarlos sí es tarea del legislativo, pero si hubiera voluntad política, sensibilidad y congruencia, la iniciativa debería surgir del propio Poder Ejecutivo.

Es una condición propia del Ejecutivo, hacer un ejercicio responsable y congruente a la austeridad en el gasto publico; la revisión y consecuentes ajustes, como los que señalamos en nuestra propuesta, le permitirían contar con recursos necesarios para no seguir lesionando la economía de la gran mayoría de las familias yucatecas.

Abstraerse de este reclamo popular y tratar de dirigirlo a otro poder, es una falta de respeto, no solo a los poderes, sino principalmente a la sociedad yucateca.

En el PRI insistiremos en nuestra propuesta de austeridad, porque es un justo reclamo de la sociedad. Por eso hacemos un nuevo llamado al Gobierno del Estado, a atender esta exigencia social y realizar una revisión de los rubros señalados, toda vez que, ajustando el presupuesto a lo ejercido en estos rubros en 2019, implicaría un ahorro de $1,128,930,867.00 pesos; monto superior a los $1,077,025,067.00 que pretende incrementar su recaudación el Gobierno del Estado a través del cobro y/o aumento de nuevos impuestos y derechos.

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.