Harry y Meghan, se divorcian de la realeza

Comparte
Gobierno de Yucatan

Los duques de Sussex hicieron público su deseo de separarse de la Corona y de inmediato la reina Isabel II destacó que tal acción está sujeta a un proceso.

El príncipe Enrique y su esposa, Meghan, anunciaron que abandonarán sus funciones de primer rango como miembros de la familia real británica para pasar más tiempo en Norteamérica.

 “Tenemos la intención de retirarnos como miembros de primer rango de la familia real y trabajar para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”, expresaron a través de un histórico comunicado del Palacio de Buckingham.

«Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido iniciar una transición este año y empezar a labrarnos progresivamente un nuevo papel dentro de esta institución», también se lee en el comunicado.

«A partir de ahora queremos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica». Enrique y Meghan, duques de Sussex, pasaron las Navidades en Canadá tras quejarse públicamente de la presión de los medios de comunicación.

Ambos han asegurado que continuarán cumpliendo con sus “obligaciones” respecto a la institución que encabeza la reina Isabel II, la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) y las fundaciones con las que colaboran, pero ya no pasarán todo su tiempo en las islas británicas.

 “Ese equilibrio geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo de forma que aprecie la tradición real en la que ha nacido y proveer, al mismo tiempo, a nuestra familia del espacio que necesita para centrarse en su próximo capítulo”, indicó la pareja.

En un comunicado divulgado por ambos en Instagram, los duques han adelantado que tienen pensado lanzar «una nueva entidad de caridad», de la cual darán más detalles en el futuro.

REACCIÓN DE LA CASA REAL

La familia real británica afirmó entender la inquietud de la joven pareja, pero advirtió de lo complicado de tal decisión:

«Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex se hallan en un estado precoz», afirmó un comunicado del palacio de Buckingham.

«Comprendemos su deseo de iniciar otra andadura, pero son cuestiones complicadas que requieren tiempo para ser resueltas», se agregó.

PRESIÓN MEDIÁTICA

Enrique y Meghan se casaron en el castillo de Windsor en 2018, tras un rápido noviazgo que causó sensación en la opinión pública. Desde su boda, la pareja pasó a ser una de las obsesiones de la voraz prensa sensacionalista británica.

Semanas antes de las Navidades, los problemas del matrimonio para lidiar con la presión de estar en el foco mediático se hicieron evidentes en un documental que emitió el canal británico ITV.

“No me obligarán a jugar al juego que mató a mi madre», decía en ese programa el príncipe, hijo de Diana de Gales, fallecida en agosto de 1997 en París en un accidente de automóvil cuando le perseguían varios «paparazzi».

LA PAREJA SU VIDA PRIVADA

Él era un playboy desenfrenado que sentó cabeza.

Ella, una relajada actriz californiana que debió adaptar su estilo cuando se convirtió en duquesa.

Enrique y Meghan se mostraron desde su boda incómodos con las obligaciones impuestas a la familia real británica.

Tras “muchos meses de reflexión”, los duques de Sussex anunciaron su decisión de renunciar a sus funciones como miembros de primer rango de la casa real y buscar progresivamente su independencia económica.

Gracias a su imagen de modernidad, desenfado y compromiso con causas sociales, la joven pareja logró, desde su boda en 2018, una enorme popularidad. Abrieron una cuenta Instagram el 2 de abril y en menos de seis horas alcanzaron el millón de seguidores, batiendo un récord mundial.

Pero en los últimos meses no habían dejado de expresar su incomodidad con el estricto estilo de vida impuesto a los miembros de la realeza británica, escrutados con lupa por una prensa sensacionalista a menudo despiadada con unos jóvenes que rompieron los moldes tradicionales.

«A ambos nos apasiona el querer cambiar las cosas para mejor», afirmó recientemente el príncipe, que antes de sentar cabeza era conocido como el miembro más disipado y problemático de la familia real.

Muchos guardan todavía en la memoria la imagen del adolescente con aire perdido que caminaba junto a su hermano Guillermo siguiendo el féretro de su madre, la princesa Diana, por las calles de Londres en 1997.

Mientras que ella, desde que se convirtió en duquesa de Sussex, dejo su estilo informal californiano de shorts y sandalias para acostumbrarse a las reglas de vestir de la monarquía británica: medias de color carne o neutro, esmaltes de uñas discretos y vestidos por debajo de la rodilla.

EL PERFIL Meghan Markle.

Duquesa Hija de Thomas Markle, director de iluminación de tv, y de Doria Ragland, asistente social y profesora de yoga. Meghan nació el 4 de agosto de 1981 en LA. Se graduó en teatro y relaciones internacionales en la Northwestern University y participó en la serie Suits. Enrique de Sussex.

Duque Hijo del Príncipe Carlos de Gales y Diana de Gales.

Deportista, apasionado por el rugby, entró en la prestigiosa academia real militar de Sandhurst.

En 2008, tras una indiscreción de la prensa, se supo que se encontraba en misión en Afganistán.

En la línea de sucesión al trono.

2016 La historia de la moderna inició cuando el príncipe Harry y la ahora duquesa Meghan Markle se conocieron en Londres durante una cita a ciegas que organizó una amiga en común.

2018 En noviembre, luego de un breve noviazgo entre la actriz y el heredero al trono, a través de un comunicado desde Clarende House, el príncipe Carlos anunció el compromiso matrimonial.

2018 Para que la pareja se pudiera casar era necesario el permiso de la reina Isabel, quien dio su consentimiento para la boda en marzo, en el Consejo privado de Reino Unido, ante la sorpresa de muchos.

2018 Apenas dos meses después, en mayo, celebran su boda real en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

Ella, que ya había estado casada anteriormente con el productor Trevor Engelson, del que se divorció al cabo de dos años.

Se convierte en la segunda estadunidense en casarse con un miembro de la familia real británica. A partir de entonces se vuelve en centro de atención de la prensa.

2019 En mayo, apenas un año después de su boda, Meghan da a luz al pequeño Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

El heredero de la pareja ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión al trono británico, aun cuando la idea de sus padres es hacer una vida alejada de la tradición y costumbres reales, con las que Harry creció y fue educado, al igual que su hermano, William, quien es heredero al trono en segundo lugar.

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.