Fuerza por México promueve la lectura de obras yucatecas

Comparte
Gobierno de Yucatan

En el marco del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, el presidente estatal de Fuerza por México, Adolfo Calderón Sabido, se dio a la tarea de hacer una selección y recomendar algunos títulos de obras escritas por autores y autoras yucatecas.

Durante una transmisión en vivo en la página de Facebook de Fuerza por México Yucatán, Calderón Sabido, quien confesó ser un amante de las letras, por unos minutos dejó a un lado la política para reconocer a aquellos creadores literarios que lo han inspirado e impactado en gran medida.  

Entre las recomendaciones, mencionó a Roberto Azcorra Cámara, “uno de mis escritores favoritos, es un gran narrador, un cuentista, y este libro, en particular, Disparados a la Luna, es magistral, incluso el escritor me contó un poquito de su proceso. No dejen de leerlo”.

Asimismo, se refirió a “La muerte del ruiseñor”, novela de Carlos Martín Briseño; “El matagatos y otros cuentos” y “Prefiero los funerales”, ambos de Carolina Luna; “El licenciado Mata”, de Manuel Calero; “El nido del cuervo”, de Iván Espadas; “Pulpo en su tinta y otras formas de morir”, de Will Rodríguez; “Los ángeles enfermos”, de Agustín Monsreal, y “Crepúsculo del camaleón”, de Roger Metri, entre otros.

De igual manera, dedicó emotivas palabras a las escritoras Marta Rosario, Sara Poot Herrera y Verónica  Rodríguez, de quien dijo que “tiene la habilidad de ser ruda al escribir pero también usa una narrativa, un lenguaje, muy potente, muy duro, muy poderosa. El tono de su narrativa es muy fuerte, lo vas leyendo y de repente como que te agitas, además tiene esta fotografía de Socorro Chablé, que es una tremenda fotógrafa”. El libro se llama “Somos los mismos… ¡DESNUDOS!”.

Mención aparte merece “Lobo sin Luna”, de Joaquín Tamayo, y presumiendo la dedicatoria del autor, confesó, es “mi cronista favorito, yucateco increíble, este libro es una belleza, habla de Gerardo Rod quien fue también fotógrafo y narrador; es un libro que te puede permitir conocer al personaje pero sobre todo la relación entrañable que existía entre el escritor y Gerardo Rod”, y enseguida leyó un fragmento “porque vale la pena este bálsamo mañanero”:

“Cuatro, tres, dos…

-Hey, Gerardo…

Pero no oye mi voz.

Por el contrario, se entrega al poderoso ritmo de un blues. Con los dedos simula el orfebre ejercicio del guitarrista y entona esa canción prefigurada por la tempestad de la batería, por un conjuro de arpegios y por el tren que suele viajar en la armónica.

Mi presencia le es indiferente.

De cualquier manera me considero un testigo de excepción, una suerte de privilegio: estoy ante un irrenunciable proceso de licantropía. El hombre ya es lobo. El lento sonido del blues, que  recuerda los nublados tendidos de Alabama, ha sido capaz de provocar esa inquietante metamorfosis.”

Y qué decir del libro “Mediocre”, de Joaquín Filio, “un escritor exitosísimo, talentosísimo, se los recomiendo mucho, es de los talentos juveniles yucatecos, tiene unos textos maravillosos, tiene un texto, por ejemplo, con una analogía de un árbol que habla de su abuelo y cómo se va convirtiendo en árbol; qué bonita manera del desapego”, explicó.

Disculpándose por no mencionar a todos los libros y escritores que le hubiera gustado, Adolfo Calderón celebró que en Yucatán se esté haciendo muy buena e interesante literatura, y extendió una invitación general a acercarse a la lectura, “a entrar en este mundo mágico de los libros porque, créame, es un ejercicio sumamente interesante y placentero, y la mejor manera de reconocer a nuestros talentos yucatecos es leerlos porque he visto el esfuerzo, el trabajo de mis compañeros escritores, que requiere de muchísima dedicación”.

Finalmente, extendió una felicitación  “a todos los compañeros escritores en este día, ellos necesitan programas de apoyo, y lo mejor que podemos hacer es leerlos para promover la literatura, además de disfrutar. Muchas felicidades”.

Gobierno de Yucatan
Gobierno de Yucatan

Posts Slider