Escenarios reales de aprendizaje en beneficio de comunidades  

Comparte

Estudiantes de las licenciaturas en Educación, Contaduría e Ingeniería de Software, pondrán en práctica sus conocimientos en apoyo a personas que habitan comisarías del municipio de Tizimín.

Comparte
Gobierno de Yucatan

Estudiantes de las licenciaturas en Educación, Contaduría e Ingeniería de Software, pondrán en práctica sus conocimientos en apoyo a personas que habitan comisarías del municipio de Tizimín, esto mediante el Proyecto de Desarrollo Integral Comunitario del Oriente (Prodico), que impulsa la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).  

El profesor de la Facultad de Educación de la Unidad Multidisciplinaria Tizimín (UMT-UADY) y responsable de Prodico, Pedro Alamilla Morejón, detalló que este programa inició su reactivación después de dos años de que sus actividades presenciales se redujeron para adaptarlas a la modalidad virtual, debido a la pandemia por Covid-19.  

Apuntó que Prodico lleva 19 años de manera activa y busca potenciar los conocimientos y habilidades de los jóvenes que estudian las licenciaturas en Educación, Contaduría e Ingeniería de Software en la UMT.  

Para cumplir sus objetivos, este Proyecto atiende las necesidades de rezago educativo en las comisarías de Sucopo, Kabichén, Chan San Antonio y X’Bohom, que se encuentran cercanas a la cabecera municipal de Tizimín.  

Además, funciona con base a los principios de retribución social, desarrollo sustentable, autogestión, respeto cultural y trabajo multidisciplinario que promuevan su organización y autodesarrollo.  

Asimismo, fortalece la extensión universitaria en las comunidades de la región en que tiene inserción social la UADY, utilizando la metodología de investigación acción-participativa y el manejo efectivo de los recursos.  

Alamilla Morejón, agregó que la atención a la comunidad se hace mediante esquemas como los de “Escuela Holista”, que atiende necesidades de rezago educativo y relacionadas con el mejoramiento del rendimiento escolar; y “Economía-Microempresa”, donde otorgan capacitación para la organización y comercialización de productos, como la elaboración de manzanas con chamoy.  

Destacó que otro proyecto mantienen vigente es el de intervención universitaria en situaciones de desastres, cuyos beneficios han sido primordiales para quienes habitan en ese municipio del oriente de Yucatán.  

Esta acción, recordó, surgió tras el paso del huracán Wilma en el año 2005, cuando la región fue devastada por este fenómeno natural y la UADY brindó ayuda de manera oportuna, incluso antes que cualquier otra autoridad o instancia.  

“En esa ocasión, profesores y alumnos se trasladaron a las comunidades, abriendo camino con machete en mano, por esto la comunidad reconoció el trabajo de la Universidad, decidiendo después de esto, instituir esta acción para consolidar la cultura de la prevención en las comunidades”, dijo.  

Por último, destacó que gracias al Prodico existe un reconocimiento a la UADY en la región oriente; además, los jóvenes adquieren experiencias de primera mano y las comunidades consiguen la resolución de problemas que se presentan día a día.  

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.