EL REY NABUCONODOSOR

Comparte
Gobierno de Yucatan
Puede ser una imagen de una persona

«Mando pues, el rey Nabuconodosor de Babilonia, a levantar una estatua de sí mismo hecha con oro. Mandó también a castigar con la muerte a todo aquél que al ver la estatua no se inclinara ni la adorara al son de la música. Hubieron pues, tres jóvenes cautivos traídos de Jerusalén, Sadrac, Mesac y Abed-Nego, quienes se rehusaron a cumplir con esta ley, a lo que el rey, furioso, los mandó a llamar y les dio un ultimátum: si no se arrodillaban a su estatua, ni la adoraban, serían echados a un horno de fuego ardiente para ser quemados vivos.»

«Los jóvenes, dispuestos a perecer por defender su fe, le respondieron: sepa, oh rey, que el Dios que servimos, puede librarnos de usted y del horno de fuego, y aun si no lo hiciera, aún así no adoraremos ni nos postraremos ante su estatua. El rey se encolerizó y mandó a arrojar de inmediato a los jóvenes al horno de fuego y tan apremiantemente que hasta los propios verdugos perecieron por el ardor tres veces mayor del horno.»(Daniel 3:1-23)

“Un integrante de la clase media-media alta, incluso con maestría, con doctorado, es muy difícil de convencer, el que lee El Reforma, es para decirle siga usted su camino, es una actitud aspiracionista, es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta. Pero, ¡eso sí! van a la iglesia, todos los domingos o a los templos, y confiesan y comulgan para dejar el marcador en cero y luego al domingo de nuevo. ”La verdadera doctrina del conservadurismo es la hipocresía y también, y hay que seguirlo diciendo, son clasistas.»

Estas fueron los declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador en su clásica mañanera, refiriéndose al nuevo panorama político de la CDMX después de las elecciones, tras ganar la oposición la mitad de las alcaldías.

Quien no apela a su ego, a su partido, a su estatua de él mismo, es, en sus palabras, hipócrita. Alguien que divide a su país con comentarios clasistas, quien rompe constantemente el laicismo que demanda su puesto y su gobierno, y que aprovecha cada oportunidad para desviar la atención a las excusas del pasado en lugar de aceptar los errores del presente y que llama egoístas a todo aquél que se supera académicamente que busca una mejor educación para aspirar a una mejor vida, (cuando casualmente él mismo tardó 17 años en terminar su propia carrera universitaria) es, sin duda, un acomplejado. Irónicamente, nuestro Nabucodonosor mexicano.

Por: Isaac David Cerna Garabita

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *