Discurso de la Diputada Jazmín Villanueva Moo. 

Comparte

Discurso de la Diputada Jazmín Villanueva Moo. 

Comparte
Gobierno de Yucatan

INTEGRANTES DE LA MESA DIRECTIVA
LEGISLADORAS Y LEGISLADORES
CIUDADANÍA QUE NOS ACOMPAÑA Y A QUIENES SIGUEN LA TRANSMISIÓN EN VIVO EN LAS REDES SOCIALES.
A TODOS, BUENAS TARDES.
 
Esta semana, específicamente el día 16 de septiembre, se conmemorará un aniversario más de la independencia de nuestra nación.
 
Este 2022, se celebrarán 212 años de aquella madrugada gloriosa dónde el cura Hidalgo diera el grito para romper la tiranía, el absolutismo y las cadenas de la opresión del colonizador español.
 
Ese 16 de septiembre el pueblo de México se armó de valor, alzándose en armas para obtener su autonomía al calor de los más legítimos ideales de un destino nacional propio y soberano.
 
Hace ya más de 200 años se hizo resonar la campana de Hidalgo anunciando en Dolores, que era tiempo de acabar con el mal gobierno.
 
En ese tiempo, los mexicanos carecían de instituciones y de medios para hacerse escuchar y defenderse de los actos contrarios al espíritu humano. Los liberales de aquellas épocas pusieron las bases de un patriotismo que sigue vigente en todas aquellas mujeres y aquellos hombres que a diario luchan por hacer posible la libertad, la justicia y el buen gobierno.
 


Este contexto histórico es el mejor marco para contestar ciertos comentarios vertidos por un integrante de este Pleno respecto a la «Partidización» del tema de los amparos del ISSTEY.
 
Por principio de cuentas, aclaro, que ésta es la máxima tribuna del Estado, y aquí se deben traer todos los temas, políticos, jurídicos, sociales y cualquiera que deba hacerse notar por los efectos que ocasionen a las personas en Yucatán.
 
Si les incomoda que se toquen temas en los que el PAN y el gobernador Vila han metido las manos, pues lo lamento mucho, porque su miedo es lo que desnuda su culpa manifiesta.
 
Es obvio que, para ustedes, todo lo relativo a la inconstitucional ley del ISSTEY, la van a tachar de «partidización» porque no les conviene que se hagan públicos los cientos de procesos en los juzgados federales.
 
Es derecho de los diputados solicitar el uso de la palabra para expresar y solicitar que se evite cualquier tipo de intimidación y molestia a las y los trabajadores que han presentado sus amparos, no es partidizar, es actuar en favor de la gente.
 
Exponer las preocupaciones de cientos de trabajadores al servicio del Estado que, ven aumentados sus años de servicio y disminuidas sus pensiones a futuro, no es partidizar una problemática real que está en boca de todos.
 
Esa gente que teme sea despedida por su legítimo y legal actuar quieren que sus diputados hablen y expresen sus preocupaciones; eso es precisamente lo que estoy haciendo.
 
Así también, hablar en este espacio legislativo respecto de impugnaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión de Derechos Humanos del Estado, no es «partidizar» es evidenciar que algo no está funcionando en la «asesoría» o en «la elaboración técnica del dictamen» y en «la responsabilidad de observar a perfección el proceso legislativo».
 
Bueno, también hay que darle la parte de la responsabilidad al grupo de expertos que vino aquí y dejó más dudas que certezas; porque esas directrices fueron las que se tomaron para formar un dictamen nulo en contenido, vacío en motivación y carente de justificación.
 
Que no se equivoquen, hablar a favor de los trabajadores no es «altiplanizar» los temas más sensibles que preocupan a los trabajadores; es situarlos en lo más alto de la discusión pública porque a ellos les afecta y les causa perjuicio.
 
Morena estará siempre del lado de la gente y alzaremos la voz para respaldar la defensa de los intereses de miles de mujeres y hombres trabajadores, esto, no es «partidizar» la justicia; es ser empáticos con las causas justas.
 
Quizás para algunos, las muchas manifestaciones de rechazo que hubo alrededor de la aprobación de la ley del Isstey fueron simples anécdotas. Para muchas personas fue una forma de expresarse ante los oídos sordos de la mayoría panista insensible y fiel a su capitán de la calle 61.
 
No le tengan miedo al debate, si tan seguros están de tener la razón jurídica, tomen la palabra y hablen desde aquí, asegúrenles a los trabajadores que no hay, ni habrá consecuencias en sus trabajos por haber impugnado la ley del Isstey.
 
A quien usa los medios para responder a los señalamientos que he vertido en  relación a los amparos; lo digo con todas sus letras, aquí esta la tribuna del Congreso del Estado, desde aquí se dan respuestas y se argumenta, no detrás de las cámaras y micrófonos.
 
Así como inicié mi intervención, les digo, la ciudadanía está más consciente que nunca, más despierta y políticamente activa para identificar a quienes se ponen de lado de sus intereses y a quienes se sitúan sobre sus intereses.
 
Se cumplirán 212 años de la independencia de México y vemos cómo todavía quedan herederos del conservadurismo; ustedes mayoría panista y sus aliados, son los herederos del mal gobierno que cada vez está más cerca a extinguirse.
 
Ya falta poco para que sean solo un capítulo triste en la historia legislativa contemporánea yucateca.
 
¡Que viva México, que viva Yucatán!
 
Es cuánto.

Playa Santa Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.